16 July, 2019
IKEA- ACNUR- refugiados- “el poder de la luz”- Fundación IKEA- luz

Luz para los refugiados con “el poder de la luz” de la Fundación IKEA

“El poder de la luz”, proyecto organizado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Fundación IKEA se repite por segundo año consecutivo con el objetivo de suministrar lámparas y farolas solares a campos de refugiados.

Actualmente existen casi 10,5 millones de refugiados en el mundo, la mitad de los cuales son menores de edad. Éstos encuentran un lugar seguro donde protegerse en los campos de la agencia de refugiados de las Naciones Unidas (ACNUR). Pero la falta de luz en muchos de ellos pone en peligro su seguridad y limita sus posibilidades educativas y económicas. Con el fin de mejorar la vida de los refugiados en los campamentos, ya sea para mejorar la seguridad o para permitir extender la actividad una vez oscurece, desde el 1 de febrero hasta el 28 de marzo, la Fundación IKEA  donará un euro por cada bombilla LED que venda en todas sus tiendas del mundo. Con el dinero recaudado no solo se proveerán lámparas y farolas solares, sino también otras tecnologías de energía sostenible, como cocinas de bajo consumo.

IKEA- ACNUR- refugiados- “el poder de la luz”- Fundación IKEA- luzLos refugiados pueden llegar a permanecer  años en el mismo campo de uno de estos llamados “asentamientos temporales”, antes de poder volver a casa. Unos servicios tan básicos como la iluminación de la vivienda y de las calles son un privilegio para miles de familias que han tenido que huir de su hogar. En estos campamentos, a menudo las mujeres sufren abusos sexuales cuando al anochecer deben ir a los baños o en busca de leña para la cocina, pero no solo la seguridad se ve afectada cuando oscurece. “La falta de luz limita actividades diarias que consideramos normales como sentarse a comer en familia o hacer los deberes” declaró el director general de la Fundación IKEA, Per Heggenes, durante la primera edición del proyecto. “Influye en la salud, la seguridad y en la capacidad de las familias para obtener ingresos”.

IKEA en 2014 primer año de su campaña “el poder de la luz” ya consiguió  7,7 millones de euros que ayudaron a 350.000 refugiados en campos de Etiopía, Chad, Bangladesh y Jordania. Este año la fundación espera conseguir 380.000 euros, que irán destinados a los mismos países además de Sudán.

 

 

 

Newsletter Gratuito/Free