23 September, 2019
RUS-LED

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus tendrá que presentar “documentación” para defender la transparencia de su plan de iluminación

El culebrón de las bombillas en la Comunidad Valenciana, del que ya se venía hablando y denunciando en “petit” comités por empresas y actores del sector, ha explotado.

Lo último que se ha sabido ayer es que la portavoz del gobierno valenciano, María José Catalá, dice que el Sr. Rus aportará documentación que aclarará lo publicado por el diario el Mundo.

Recordemos a nuestros lectores, el ambicioso plan del Sr. Rus, presidente de la Diputación de Valencia,  y que en su día calificó como  “el más importante de la Diputación desde que estoy al frente”. “El ahorro será inmediato y rápido y prevé colocar 200.000 bombillas. 30 millones de euros de inversión para todos los ayuntamientos, sean del color político que sean, y un ahorro anual para todos ellos que puede alcanzar los 15 millones anuales. Ese dinero ahorrado lo podrán destinar a otras necesidades en beneficio de los vecinos. ¿Hay quien dé más?”, se preguntó Rus.

El ayuntamiento interesado tenía que estar adherido a la Central de Compras de la Diputación y realizar el pedido de bombillas led a una de las seis empresas adjudicatarias del servicio: El Corte Inglés, Inelcom, Led y Spa, Ledurbano, Marina d’Or y Sice, además de solicitar después la subvención del programa, que la central abonaría directamente al proveedor seleccionado a la recepción del suministro.

Cada consistorio, bajo este plan recibiría una subvención de hasta el 100% del presupuesto presentado para la sustitución de las bombillas, con un máximo que dependerá del número de habitantes de su municipio.

La institución provincial subvencionará, del presupuesto total, el 66% del coste de la adquisición de bombillas realizada por el consistorio a través del Plan de Eficiencia Energética en Alumbrado Público, en función del siguiente baremo poblacional:

Municipios de menos de 1.001 habitantes Hasta 24.000 €
Municipios entre 1.001 a 5.000 habitantes Hasta 48.000 €
Municipios entre 5.001 y 10.000 habitantes Hasta 80.000 €
Municipios entre 10.001 y 20.000 habitantes Hasta 160.000 €
Municipios de más de 20.000 habitantes, excepto Valencia Hasta 240.000 €

El resto de la inversión necesaria para la sustitución de las bombillas, el 33%, correría a cargo del ayuntamiento en este programa, aunque la Diputación propuso a los alcaldes la posibilidad de financiar esta parte con las ayudas de otro plan provincial muy conocido por todos los responsables locales, el Plan Provincial de Obras y Servicios (PPOS) del próximo año, lo que les evitaría tener que sacar de sus arcas fondos para este fin y supondría las siguientes cuantías:

 

Municipios de menos de 1.001 habitantes Hasta 12.000 €
Municipios entre 1.001 a 5.000 habitantes Hasta 24.000 €
Municipios entre 5.001 y 10.000 habitantes Hasta 40.000 €
Municipios entre 10.001 y 20.000 habitantes Hasta 80.000 €
Municipios de más de 20.000 habitantes, excepto Valencia Hasta 120.000 €

 

Ambas vías de ayuda económica suponen a los primeros ediles la posibilidad de realizar inversiones en sus localidades por los importes que se indican a continuación:

 

Municipios de menos de 1.001 habitantes Hasta 36.000 €
Municipios entre 1.001 a 5.000 habitantes Hasta 72.000 €
Municipios entre 5.001 y 10.000 habitantes Hasta 120.000 €
Municipios entre 10.001 y 20.000 habitantes Hasta 240.000 €
Municipios de más de 20.000 habitantes, excepto Valencia Hasta 360.000 €

De este modo, el ayuntamiento podría apostar por el ahorro económico y energético sin ningún coste añadido al que ya tiene actualmente, además de aliviar o rebajar la presión del gasto corriente que sufre cada mes.

 

Pues bien sobre la información publicada por el Mundo, el presidente de la Diputación, Alfonso Rus ofreció ayer tarde una rueda de prensa, a la que ha tenido acceso esta editorial, donde declaró que “es falso que haya amañado ni cocinado ningún contrato”. Igualmente  insistió esta tarde en que “nunca” interviene en la realización de los pliegos de condiciones técnicas y cláusulas administrativas que rigen los concursos públicos de la Diputación de Valencia y que las recientes informaciones emitidas al respecto “no se ajustan a la verdad” y seguidamente añadió “Aunque no soy hombre de letras, sí que entiendo lo justo como para saber que algunos términos que se han empleado en las informaciones aparecidas, como amaño, cocinas, etc., no se ajustan a la verdad. Porque yo no he contratado nunca ni he intervenido nunca en los pliegos de condiciones de la Diputación de Valencia y, por supuesto, cocinar, no he cocinado ni un huevo”, ha manifestado.

El responsable provincial también ha indicado que es “absolutamente falso” que la Diputación de Valencia haya dado un contrato de 30 millones a un amigo de su presidente.

La Diputación “ha tratado siempre de conseguir la mejor gestión posible y facilitarle el ahorro de gasto corriente a los ayuntamientos para que así puedan hacer inversiones productivas y mejorar los servicios a sus paisanos” y de ahí la puesta en marcha del programa de bombillas led, entre otros muchos “nacidos de la inquietud de los alcaldes que vienen aquí y de ideas que te dan las personas”.

“Eso es lo que ha pasado con el consumo eléctrico de los pueblos. Pedro García, ex director de RTVV, vino hace tres años con otra persona a hablarme de una bombilla led que suponía un gran ahorro en el consumo y, sobre todo, una gran facilidad de instalación y de mantenimiento, un invento que evitaba cambiar casi toda la farola y el coste de renovación era casi cero frente a lo de antes , ha agregado.

“No ha sido ninguna revelación que la Diputación quisiera comprar una patente –ha manifestado rotundamente-. Me impliqué como hago siempre: queríamos saber si ese producto era factible, las características de esa bombilla y su viabilidad. Por hacerlo más rápido y más eficaz, pensé que la empresa multinacional Inelcom, con sede en Xàtiva, de alta tecnología y con una capacidad de ingeniería superior, podía comprobarlo y darme una respuesta rápida”. Fue posteriormente cuando supieron de  “una bombilla en el mercado que tenía las características que queríamos para conseguir el ahorro” en los pueblos, y a partir de ello los técnicos de la Diputación comenzaron a diseñar el Plan de Eficiencia Energética.

Rus precisó que “teníamos claro que debían de ser bombillas de sustitución directa, porque con los mismos 30 millones a invertir sólo podíamos financiar el cambio de 46.000 cabezales, mientras que con las bombillas se podía financiar hasta la instalación de 166.000 puntos de luz de led”. Finalmente, se convocó un concurso abierto en el que se seleccionaron las ofertas de cinco empresas, unas que importaban el producto y otras que lo fabricaban, y “luego cada ayuntamiento ha elegido a su libre albedrío”, a la hora de contratar el suministro de bombillas led de sustitución directa.

Respecto a la posible influencia sobre los alcaldes para dirigir sus compras en este sector, el presidente Rus ha indicado que “es lógico” que cada una de las firmas ofertantes del suministro utilizara su propia red de agentes comerciales, pero que en éstas “la Diputación no tiene absolutamente nada que ver porque no hay ninguna persona vinculada a esta corporación” y ha precisado que de los 165 ayuntamientos en los que gobierna el PP, han contratado con Inelcom 65 pueblos, un 39,39%.

“Y no nos podemos hacer responsables de su gestión, sólo de que se cumplen los requisitos que los técnicos exigen en el pliego de condiciones”, ha finalizado.

Rus concluyó recordando que “sólo quiero hacer constar que el éxito ha sido total, porque gracias a este programa se ha conseguido que 219 pueblos de la provincia ahorren cada año 15 millones de euros y que dejemos de emitir 14 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera.

Y recalcó que “por eso en la Unión Europea le han dado su reconocimiento y nos han pedido que expliquemos a todos los pueblos de Europa cuál ha sido el plan y cómo lo hemos hecho”. No dio más detalles en este sentido. Casi mejor.

Por su parte, la empresa Valenciana LED & Spa ha hecho publica una nota de prensa en la que haciéndose eco de las múltiples informaciones que los medios han publicado en las últimas horas respecto al Concurso de alumbrado LED en la provincia de Valencia, promovido por la Diputación de Valencia y de la que es presidente el Sr. Alfonso Rus Terol, que tuvo lugar durante el pasado año 2012 con la instalación de bombillas LED en farolas y luminarias de alumbrado público dentro del Plan de Ahorro Energético, declarando que “desde LED Y SPA lamentaríamos profundamente que supuestamente pudieran existir algunas irregularidades tal y como señala el periódico ‘El Mundo’ en varios artículos publicados durante las últimas horas, tanto en prensa como en medios digitales, y que han tenido repercusión incluso en los informativos de televisión, principalmente el siguiente artículo:

“Rus ‘cocinó’ con un empresario amigo un contrato de 30 millones de euros en bombillas”

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/11/24/54722f36ca4741957c8b457b.html

Este Concurso público, del cual fuimos adjudicatarios junto a las empresas SICE, El Corte Ingles, Marina d’Or e INELCOM, está siendo noticia por supuestas irregularidades atribuidas, inicialmente, a la empresa INELCOM por presuntamente haber recibido un trato de favor respecto a sus competidoras. Queremos hacer hincapié en que nuestra empresa, LED Y SPA, se ha comportado de manera profesional durante todo el proceso del Concurso; de hecho, el propio periódico ‘El Mundo’ nos menciona en este artículo, donde analiza las ofertas económicas y los productos LED ofrecidos por INELCOM y los ofrecidos por nuestra empresa.

Lamentaríamos mucho que un Plan que ha reportado tantos beneficios, tanto económicos como ecológicos a la provincia de Valencia, pudiera haber tenido un trasfondo supuestamente irregular. Por nuestra parte, todas las acciones de alumbrado público llevadas a cabo con los productos comercializados bajo nuestra marca AS de LED ® en el citado Concurso, se encuentran documentadas en nuestra Web www.farolasdeled.com.

Pero la polèmica viene de atrás, y es que al poco de presentarse el plan, científicos de la UV cuestionaron  el proyecto, realizando un informe muy critico donde intervinieron cuatro departamentos y donde expresaban sus dudas del ahorro y la legalidad de las bombillas de la diputación pidiendo que antes se hicieran «auditorías lumínicas»

Bajo el título «La contaminación lumínica generada por leds blancos», el informe de la UV manifiestó sus «dudas» sobre «el tipo de led utilizados» y sobre «la legalidad del cambio de bombilla directa en una farola no pensada para este tipo de luminaria» que prevé el plan de la diputación.

El estudio de la Universitat también pone el foco en los «efectos nocivos de la luz blanca para la biodiversidad, la observación astronómica y la salud humana» porque el exceso de luz altera la producción de melatonina. La proliferación de luz blanca de bombillas led, recalca el informe, «aumentará la contaminación lumínica».

 

Newsletter Gratuito/Free